Punto Final, Nº 872 – Desde el 31 de marzo hasta el 13 de abril de 2017.
Documento sin título
Buscar
Artículo

Homenaje

Carta al director
Ediciones Anteriores.
En Quioscos
Archivo Histórico
Acto Miguel Enríquez
Discursos:
- Carmen Castillo
- Melissa Sepulveda
- Lorenza Soto
- Felipe Quezada
- Coordinadora Arauco-Malleco
- Movimiento de Pobladores Ukamau
Regalo

Lagos, ¡Levántate y anda!

Está en marcha la Operación Lázaro, de empresarios y políticos que intentan resucitar la candidatura presidencial de Ricardo Lagos. El sector más poderoso e influyente del empresariado está con Lagos. Desconfía de Piñera por diversos motivos. Entre otros: los procedimientos brutales e inescrupulosos que le han permitido acumular una fortuna de casi tres mil millones de dólares. Su enriquecimiento ha dejado muchos heridos en el campo empresarial y financiero. Sus víctimas quieren ahora cobrarle la cuenta. Las organizaciones empresariales consideran que Piñera es imprevisible a la hora de tomar decisiones. Lo mismo opinan los inversionistas extranjeros que, además, coinciden en que un gobierno de la derecha empujaría a la Nueva Mayoría a participar de modo activo en la lucha social para intentar recuperar el terreno perdido.
El ex ministro Máximo Pacheco, militante socialista y jefe del comando electoral de Lagos, es la bisagra política con el empresariado que le dispensa absoluta confianza. El ex presidente del PS, Ricardo Núñez, embajador en México, también juega un rol importante en la Operación Lázaro. Núñez se instaló en Chile para tratar de enmendar el rumbo del PS. Cuenta con el V° B° de la presidenta Bachelet, que considera un supremo bochorno entregar las insignias del mando a Piñera, acusado de fraudes variados, pero favorito en las encuestas.
El movimiento clave de esta operación político-empresarial consiste en lograr que el comité central del Partido Socialista le dé un carpetazo a las candidaturas nonatas de Insulza y Atria, y proclame a Lagos sin más trámite.
En 2005 el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Hernán Somerville, líder del sector bancario, confesó arrobado: “Mis empresarios aman a Lagos”. En efecto: los empresarios más importantes aplaudieron de pie en la Enade de ese año al presidente “socialista” que permitió hacer las mayores ganancias de la historia al capital nacional y extranjero.
Un sector de la DC también participa en la Operación Lázaro. Considera que las uvas “están verdes” para una candidatura propia y que sería quemar a la senadora Carolina Goic si se presenta con una Nueva Mayoría casi en el suelo. Lagos, en cambio, les da suficientes garantías de participación en un eventual segundo gobierno. Este acuerdo, además, permitiría fortalecer la alianza PS-DC y ante una derrota de Lagos, la DC no pagaría los costos.

PICWICK

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 872, 31 de marzo 2017).


revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

 

Punto Final
Translation

Google Translate

En esta edición

En la calle nace el poder popular

CUT: triste, solitaria y final

Frente Amplio elabora una alternativa

El Frente Amplio y el reacomodo del bloque en el poder

Los tentáculos del fraude

En edición impresa

Piñera y la banalización de la corrupción

Lagos, ¡Levántate y anda!

Vida de un comunista

Libro rescata su ejemplo

¿Somos un país feliz?

El cerrojo y la ganzúa

Visita